La importancia de la dirección en la prevención de las emergencias

Portada > Seguridad >
11 Mayo, 2017

Debemos considerar la implementación de un programa bien estructurado que contrarreste las emergencias en el sector minero.

En las empresas normalmente, se suele descuidar algunos aspectos, y sólo se estima necesario estar preparado ante una emergencia si en alguna ocasión se ha encontrado un peligro o existe una amenaza directa, de alta probabilidad y de posibilidad de suceder en poco tiempo.

Pero debemos considerar que la naturaleza de las distintas emergencias, son impredecibles de tal manera que por lo general no existe la mínima posibilidad de reconocimiento anticipado y mucho menos se les considere de carácter inofensivo. Es por eso que la ausencia de sistemas adecuados de emergencias o las fallas en los existentes suelen convertirse en accidentes o situaciones de emergencias.

Ante estas circunstancias es muy importante reconocer el compromiso y la inversión cuando se trata del trabajo de preparación de emergencias eficaces que aportan a la organización, con la facultad, la experiencia y los sistemas adecuados para crear un entorno seguro en el trabajo, debemos cumplir las obligaciones éticas y legales, y perfeccionar las expectativas de continuidad del negocio en caso de emergencia.

En los casos de los incendios y explosiones en la actividad minera, a pesar de tratarse de incidentes no fatales, en la mayoría de los casos causan pérdidas significativas ya que generan interrupción de la explotación.

Así es que el tipo y la naturaleza de las diferentes medidas de control ejecutadas y el alcance de los daños suelen conllevar, inclusive, a la destrucción de la mina. Es por lo anterior que las labores de investigación pueden tener una repercusión considerable. De esta forma la ausencia de las medidas destinadas a gestionar y controlar de manera adecuada cualquier incidente tiene la potencialidad de incrementar el daño económico total.

Ahora pasamos a mostrar el desarrollo y la puesta en ejecución de un sistema eficaz de preparación ante emergencias, el cual exige la dirección, el compromiso y el apoyo del equipo gestor. En consecuencia es necesario:

• Asumir y garantizar el liderazgo, el compromiso y el apoyo ininterrumpidos por parte del equipo gestor;
• Establecer objetivos y finalidad a largo plazo;
• Garantizar el apoyo económico;
• Garantizar la disponibilidad de las personas, así como su acceso y participación en el proceso de formación;
• Proporcionar los recursos organizativos apropiados para desarrollar, implantar y mantener el sistema.

Son importantes tanto el liderazgo como el compromiso necesario que puedan demostrarse a través del nombramiento de un profesional capaz, experto y sobre todo respetado en su papel de coordinador de preparación de emergencias, que tenga la autoridad de promover la participación colaboración y cooperación de todos los niveles de la empresa y en todas las unidades de la organización.

Finalmente pero no menos importante, la creación de un comité de planificación para la preparación de emergencias, que esté bajo la supervisión del coordinador; este permitirá facilitar la dotación de los diferentes recursos necesarios para la planificación, organización y la puesta en marcha de un importante programa integrado y eficaz para contrarrestar las emergencias en toda organización.