Capacitación virtual para tareas de riesgo en las minas

Portada > Gestión >
08 Mayo, 2017

Capacitación virtual para tareas de riesgo en las minas

Si bien es cierto el concepto de realidad virtual surge en el año 1965, ya muchos años atrás se sabía de este conocimiento; ya en 1844, Charlse Wheatstone, crea “el estereoscopio”, el cual será la base de los primeros visores de realidad virtual.

En el caso de la minería, recientemente se viene haciendo uso de esta tecnología, la cual poco a poco se viene transformando en el aliado perfecto para temas de capacitación y entrenamiento del personal en las minas. Así la realidad virtual viene siendo utilizada para conocer e identificar las actividades de alto riesgo antes que el trabajador realice la labor. De esta manera mejora la eficiencia en la ejecución y lo más importante el control del potencial de daño.

La ventaja que nos permite el uso de esta tecnología se logra mediante el diseño de entornos virtuales y el uso de dispositivos de inmersión, los que facilitan el aprendizaje de la secuencia en forma correcta y segura, de la operación o mantenimiento de equipos. De este modo le permite al trabajador entrenar antes de enfrentarse a un escenario real. Esto genera un impacto positivo, que se ve reflejado en la reducción de riesgos y el tiempo de aprendizaje.

El proceso de elaboración de estos escenarios virtuales en las minas, se realizan a partir de la información que provienen de planos, esquemas, diagramas, procesos y procedimientos. Con esto especialistas de instituciones tecnológicas; crean, modelan el escenario y programan las interacciones a las que se enfrentará el trabajador a capacitarse. A través de un visor de realidad virtual, se practican las tareas y los resultados de su desempeño, puede ser monitoreado por sus instructores.

Este tipo de actividades de entrenamiento virtual, tienen la ventaja de que nos permite adelantarnos al desarrollo de maniobras erradas que normalmente ocasionan accidentes a los operarios, y en la mayoría de los casos, causa pérdidas de maquinarias, proyectos o peor aún, la producción. La ventaja es que se pueden diseñar escenarios con los principales problemas o situaciones de emergencia de una o varias tareas, de forma que el operario podrá entrenarse virtualmente en resolver esa circunstancia.

La tecnología hoy permite que en los escenarios virtuales se pueda realizar la intervención no sólo de un operario sino también a grupos de trabajadores, los que accederán de manera simultánea al entorno diseñado y desarrollar las tareas de forma conjunta. Pero eso no es todo, este mundo paralelo deja la opción de que si fuese el caso, las capacitaciones virtuales se realicen desde distintos lugares con participantes simultáneos, quienes practicarán estos procedimientos de trabajo e identificarán las fallas que podrían cometer.

Otra gran ventaja de esta modalidad de capacitación es la disminución en los tiempos de aprendizaje, que junto con los ya mencionados; conocimientos de los riesgos y el adquirir habilidades por parte de los trabajadores, son factores que junto la significativa reducción de costos de entrenamiento, hacen de esta, una gran opción a ser tomada por las empresas del sector.