Optimizar la cadena de producción ayuda a reducir los costos en las labores de acarreo y transporte en minería subterránea

Portada > Gestión >
01 Febrero, 2017

La correcta planificación en el proceso del minado reduce costos en la minería subterránea (Fuente: idmining.cl)

El conocimiento de los costos en todos los procesos que forman parte de la elaboración de un producto es parte del control y evaluación propia de cualquier empresa, más aún en el sector minero donde los precios no son establecidos por las compañías productoras. En cuanto al acarreo y transporte, se trata de dos tareas que representan una fuerte inversión para la organización y por lo tanto,  se deben implantar las medidas que permitan realizar estas labores de la forma más rápida y menos costosa posible.

Para el especialista de la Cámara Minera del Perú, Óscar Calero: “El acarreo y el transporte son procesos unitarios que están dentro del plan de minado y la  estrategia para la optimización de gastos en cada uno de ellos responde al plan de reducción de costos en toda la cadena de valor minera”. Esto quiere decir que no se debe considerar cada área por separado, ya que para él, una está conectada con la otra. “Por ejemplo, el optimizar la fase de voladura supone un buen carguío y transporte, y eso se traduce en un óptima fase de chancado y molienda. Entonces, el control de perforación y voladura se debe ver como el primer ítem de evaluación y diagnósticos en la optimización de costos de toda la producción”.

Ejemplo de esto lo encontramos en Chile el año pasado, donde el avance tecnológico en la industria de explosivos han abierto las puertas para que sus productos y aplicaciones cumplan un rol clave para reducir los altos costos energéticos, aumentar la productividad integral del proceso extractivo y acelerar el retorno de las inversiones en maquinarias pesadas y equipos. Esto mediante el preacondicionamiento para minería subterránea, técnica que consiste en el uso de explosivos en el macizo rocoso para alterar sus propiedades y obtener trozos de mejor tamaño en los puntos de extracción. Esto repercute en una optimización del aprovechamiento de la capacidad de carga de las palas y cargadores para minería subterránea.

Los elementos que representan una fuerte inversión dentro de la minería en profundidad son la compra y/o alquiler de equipos y maquinaria. Resulta necesario tomar las decisiones adecuadas para reducir significativamente el costo por tonelada y aumentar la seguridad para los trabajadores. Debido a la naturaleza de la labor extractiva, esta modalidad no puede ofrecer una visibilidad amplia para las operaciones de los camiones y palas a gran escala, y el espacio abierto, necesario para los típicos patrones de carga de múltiples camiones, simplemente no se encuentra disponible.  Sin embargo, los elementos básicos para la selección de los equipos en cuanto a tamaño, la concordancia correcta entre cargadores y camiones, y la configuración correcta de las máquinas para una confiabilidad, seguridad y mantenimiento son válidos e incluso más críticos, condicionados por el limitado espacio en las operaciones subterráneas.

El mercado de la minería subterránea  permite generar un ambiente óptimo para la innovación, debido a que toda la maquinaria y procesos se realizan de forma diferente a la de cielo abierto, con diseños y características únicas, como cargadores de bajo perfil (LHD) de extracción y construcción; correas transportadoras y camiones. Las diferentes necesidades de buscar mecanismos que permitan reducir los costos de producción llevan a las empresas a estudiar y mejorar los equipos constantemente. Los adelantos van desde la optimización de labores de carguío y transporte hasta las mejoras en la seguridad laboral de los operadores.

El objetivo es obtener el máximo del equipo, el simple hecho de incorporar un cucharón más puede significar un impacto económico importante, pues el mejorar la eficiencia de la carga y acarreo es la manera más simple de bajar el costo por tonelada. Sin embargo, la maquinaria es solo el 50% del proceso, la capacitación de los operadores es de total relevancia para alcanzar los estándares deseados. No se trata únicamente de que los operarios conozcan la nueva función del cargador, sino del rendimiento que puedan obtener de las maquinarias, realizar una conducción eficiente para ahorrar costos de operación y mejorar la calidad del proceso, ya que uno de los tiempos clave para aumentar la producción durante el carguío y transporte en minería subterránea es el tiempo de intercambio del camión, es decir, cuánto se demora desde la última descarga de un vehículo hasta la primera del siguiente.

A modo de conclusión podemos mencionar que para optimizar costos en la minería subterránea es de igual importancia la inversión en el mantenimiento constante de los equipos y maquinarias como la capacitación de los trabajadores. La combinación de ambos criterios servirá para optimizar la inversión de una empresa minera.