Las mejoras durante el diseño de las pistas para el transporte en minería ayudan a reducir los costos y evitan accidentes

Portada > Mineria >
30 Enero, 2017

Los tramos rectos son recomendables para evitar accidentes durante el transporte en minería. (Fuente: Camimex.org.mx)

El costo de mantenimiento de las vías en minería es bastante alto. Una de las principales alternativas para reducir los costos es perfeccionando la etapa de planificación y diseño de las mismas. En esta fase se debe apuntar a su construcción de manera económica y que garantice un alto grado de productividad.

Para el especialista de la Cámara Minera del Perú, Tadeusz Golosinski, existen factores a tener en cuenta durante el diseño de la pista: “Se debe diseñar la vía de manera que permita operar los equipos de forma segura, es decir, que minimice el riesgo de accidentes. También debe facilitar la obtención del 100% de productividad de los camiones que circulan, y en cuanto a los costos, se implica que el mantenimiento sea relativamente bajo”.

Además de los mencionados por el experto de la Cámara Minera, existen otros elementos con los cuales se debe hacer frente. Por ejemplo, el cuidado de los neumáticos, el peso de los camiones y la preocupación por el medio ambiente. Como dato complementario  podemos señalar que la diferencia con las carreteras en minería subterránea es muy grande. Una de las razones principales es el peso de los camiones, el más pesado en explotaciones bajo tierra es de 50 toneladas aproximadamente, mientras que en la actividad a cielo abierto puede llegar hasta las 400. Otra diferencia está en la gestión. En los yacimientos bajo tierra es un elemento de gran importancia, mientras que en los superficiales su presencia es más fácil de manejar.

En cuanto a la seguridad, lo que se busca es tener una vía que evite los accidentes que terminan costando pérdidas económicas (como puede ser la avería de un camión) y humanas. La mayoría de incidentes que se producen en las pistas es por razón de visibilidad. El operador no puede observar la berma ni los vehículos más pequeños que tiene al lado. Entre las alternativas para evitar los accidentes tenemos el realizar caminos más anchos, mejorar el diseñó de las curvas, la distancia de visibilidad de la vía y evitar la presencia de pendientes demasiado pronunciadas.

El segundo aspecto al que hacía referencia Tadeusz Golosinski es la mejora de la productividad. Esto se refiere a minimizar el tiempo del ciclo, para ello se busca que los vehículos viajen con la máxima velocidad posible, de acuerdo con las características de la vía, esto incluye las pendientes, peraltes, curvas, etc. Cambiando cualquiera de estos elementos se ejerce influencia sobre la productividad. Por ejemplo, si por un mal diseño de la sección transversal la resistencia a rodadura se incrementa, la velocidad del camión se reducirá y esto aumentará el tiempo de la labor, lo que bajará la productividad.

La mejora de la condición en los caminos aumenta la productividad del transporte minero. (Fuente: Camimex.org.mx)

En cuanto al mantenimiento de la vía, hay que tener en cuenta que las empresas tienen la potestad de realizarlo de forma periódica o no. Este cuidado normalmente suele tener un costo elevado, pero si no se realiza, lo que se incrementa es el gasto de producción. Por ejemplo, el no llevarlo a cabo puede generar pérdidas como el daño de los neumáticos, uno de los recursos más caros en el sector minero, ya que cada camión emplea seis como mínimo lo que supone una inversión mayor de US$ 200 mil, por lo tanto proporcionar una pista que alargue su vida, ayudará a reducir costos.

En cuanto al cuidado del medio ambiente,  las empresas deben tener precaución con la emisión de polvo y el uso del agua durante el transporte del material. La generación de polvo es una de las principales amenazas para la salud de los mineros, la seguridad operacional y para la calidad de vida de las comunidades. Frente a este escenario, la filial en Chile de la empresa de  origen sudafricano, Dust a Side, ha desarrollado un servicio integral de supresión de polvo y mantenimiento de caminos, lo que genera un entorno operacional seguro, eficiente y más productivo para la minería.

Entre los principales beneficios operacionales que proporciona este sistema tenemos una mejor carpeta de rodados, mayor vida útil de los neumáticos, ahorro de combustible, mayor disponibilidad de caminos y equipos, una mejor visibilidad en los caminos. Por último, se experimenta una mejoría en el ciclo operacional, logrando un rendimiento más alto. Este servicio es aplicable en cualquier condición climática, protegiendo los caminos de la  erosión y el deterioro propio de la circulación de vehículos de transporte y producción minera.

Como puede verse el prestar atención a los diversos aspectos que engloban la actividad de transporte al momento de elaborar el diseño de las vías de circulación reducirá la presencia de accidentes, disminuirá costos y con ello aumentará la productividad , lo cual incrementará las ganancias que es uno de los principales del negocio minero.