La economía internacional de minerales y su influencia en el desarrollo de los proyectos mineros

Portada > Gestión >
01 Mayo, 2017

El precio del cobre ha descendido durante los últimos meses en el mercado internacional. (Fuente: minen.gob.pe)

Durante los últimos años se han producido una serie de variaciones de la economía a nivel global que está teniendo una repercusión directa en la industria de los minerales. Podemos citar el crecimiento en naciones como Estados Unidos, China y Japón, pero también existe el otro lado de la moneda con la crisis que se vive en Europa, sobre todo en estados como Grecia, Portugal o España.

Para el especialista de la Cámara Minera del Perú, Patricio Oportus Romero: “Los movimientos en la economía mundial influyen en la de los minerales. Hoy está demostrado que para que una mina produzca tiene que haber un cierto resguardo y equilibrio entre la capacidad productiva del yacimiento, y posteriormente como país, versus lo que se está comprando en el mercado y lo que será este a futuro”.

Hay que mencionar los shocks que se dieron en algunos precios, las restricciones en los consumos, la burbuja inmobiliaria que se produjo en los Estados Unidos, todo esto impacta en las economías y en su nivel de consumo. Antes de esto en la industria de los minerales se vivía una etapa de precios ascendentes y eso generó una relación de paridad entre el dólar y las monedas de otros países, lo cual era idóneo tanto para el importador y exportador. Hasta que se produjo la crisis económica del mundo occidental que terminó generando una volatilidad internacional sustantiva.

Hacia el año 2004 se rompió la paridad en los precios de los metales y empezó el despegue de China, que pasó de ser una economía rural a una urbana. Hacia 1990 el país asiático representaba aproximadamente el 6% de la demanda mundial de cobre y el 2012 alcanzó el 42%. Muchos economistas hablaron de un súper siglo del cobre, ya que se esperaba que los precios elevados continuaran por muchos años más, y así fue hasta hace poco tiempo. Sin embargo, la reciente caída del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (registró un retroceso de 1,18%) ha cambiado está situación y las repercusiones no han tardado en aparecer.

Por ejemplo, el metal rojo es una de las exportaciones más significativas de Chile, que desde el 2004 vivió un periodo de alza constante hasta alcanzar el 2011 un pico de 3,99 dólares la libra, pero en los últimos meses se ha vivido un proceso de pérdida que ha llevado a que se estime que el aporte a la nación de la estatal Codelco, la principal productora de cobre chilena, sea de un 40, 3% menos de los presupuestado al inicio de año. Durante los primeros meses de este 2015 se vivió una situación similar con la caída del cobre del 25% en comparación con enero del 2014 y marco su, hasta entonces, peor cotización de los últimos cinco años. Una de las empresas más golpeadas fue la suiza Glencore, para la cual la explotación del ese material rojo supone el 38% de sus ingresos operativos.

En cuanto a la industria del oro, si bien en los últimos años se ha producido la caída de las materias primas y en el caso concreto del metal dorado, su reciente descenso a 1,14 dólares por onza (lo cual significó su cotización mínima desde el pasado mes de marzo), no impide la apertura de nuevos proyectos para la explotación del metal dorado y el mes de agosto en Colombia se iniciará el proyecto San Ramón, que operará en la localidad de Santa Rosa de Osos (Antioquía). La explotación estará a cargo de la empresa canadiense Red Eagle.

Así como este proyecto se pone en marcha, hay que recordar los casos de aquellos que ante la caída en el precio del oro y la plata fueron frenados en su momento y que ante la reciente expectativa de incremento de su valor (cosa que no se ha cumplido) volvieron a la actividad. Tal es el caso sucedido en México, en el distrito de Durango. “El año pasado fue complicado dentro del sector y derivado de la caída de las materias primas algunos proyectos tuvieron que esperar y hubo que realizar una reingeniería para sacarles las partes más costosas y que con esto fueran más rentables”, refirió, Ricardo Ociel Navarrete, secretario de Desarrollo Económico del Gobierno mexicano.

Por último, hay que mencionar el estado del platino, que el mes pasado sorprendentemente se ubicó por debajo del oro, un material cuyo valor ha sido históricamente inferior. Desde principios de año su precio ha descendido un 9% y está en su nivel más bajo desde enero del 2013. Sudáfrica es la fuente del 70% de la producción minera de platino a nivel mundial y los productores no están bajando su explotación debido a la debilidad de su moneda local (rand sudafricano). Así puede verse como el precio de los minerales en el mercado mundial ejerce influencia dispar en el accionar de las empresas mineras y su nivel de producción.