El compromiso de las empresas mineras por preservar la salud ocupacional de sus trabajadores

Portada > Medio Ambiente >
01 Mayo, 2017

La capacitación en el manejo de sustancias es una forma de mantener la seguridad dentro de la mina. (Fuente: revistaseguridadminera.com)

Dentro de la actividad minera el riesgo de que se produzca un accidente es real, debido al constante peligro al que están expuestos los trabajadores. Por ello, es necesaria una buena gestión de la seguridad para mantener al máximo la marcha de las operaciones con el mínimo nivel de pérdidas posibles. El objetivo último es garantizar que el trabajo productivo se realice y permita alcanzar las metas.

El consultor de la Cámara Minera del Perú, Óscar Carrasco Pérez indica: “El nivel de seguridad lo establece el empresario o el inversionista que decide el riesgo que está dispuesto a asumir en el negocio. No solo se evalúan los peligros que afecten la salud de las personas sino el financiero, es decir la seguridad que se puede tener de que la inversión tenga el retorno aceptable”.

La importancia de la implantación de sistemas de seguridad tiene que ver con una serie de obligaciones con los que tiene que cumplir la empresa. Partiendo de que es un deber moral, una responsabilidad social (el negocio no tiene porque afectar a la comunidad), es una obligación legal (eliminar los riesgos existentes en el ambiente laboral), una conveniencia económica (los buenos resultados en seguridad se traducen en una buena salud financiera) y el tener un sistema de seguridad funcionando efectivamente le otorga a la compañía una ventaja competitiva enorme en la industria minera.

Una vez identificados los peligros, tanto propios de la actividad minera (polvo, gases, condiciones climáticas, sustancias químicas, etc.) como los ocasionados por los trabajadores, es necesario elaborar un plan de salud ocupacional para evaluar y realizar todas aquellas actividades destinadas a preservar, mantener y mejorar la salud individual y colectiva de los trabajadores con el fin de evitar los accidentes y enfermedades profesionales.

Como ejemplo de la importancia que las empresas están dedicando a esto tenemos que la División Gabriela Mistral de la compañía chilena Codelco recibió el reconocimiento por parte de la Mutual de Seguridad en la ciudad de Calama, por su gestión durante el curso 2013. Al respecto el gerente general de la División indicó: “Nos han reconocido por la baja tasa de accidentabilidad y la cero fatalidad que hemos tenido. El trabajo en este campo es continuo y por ello debemos seguir esforzándonos. Esto es fruto del compromiso en seguridad que han adquirido todos los trabajadores, tanto propios como de las empresas colaboradoras”, concluyó.

Otro caso de cuidado por la seguridad y la higiene industrial lo hallamos en Perú, donde la empresa Pan American Silver Corporation ha confiado a Mine Arc, el diseño , la fabricación e instalación de cámaras de refugio permanente y portátiles para su mina subterránea Huaron en Cerro de Pasco y su operación Morococha, en la provincia de Yauli (Junín). Entre los sistemas de supervivencia equipados en los compartimentos tenemos: suministro externo de aire comprimido, sistemas depuradores para la eliminación de CO y CO2, refrigeración, deshumidificación y sistemas de monitoreo atmosférico. Además, la empresa instaladora realizó un programa de capacitación integral para el personal de la mina destinado a educar al personal acerca del mantenimiento cuatrimestral de las cámaras.

Como puede verse las empresas a nivel internacional están mostrando cada vez mayor atención en prestar un ambiente laboral más seguro para sus trabajadores. Sin embargo, esta parece ser una preocupación casi en exclusiva de la gran y mediana minería, porque en lo que se refiere a los sectores más pequeños y a los proyectos informales se tiene todavía una deuda pendiente.

La capacitación en el manejo de sustancias es una forma de mantener la seguridad dentro de la mina. (Fuente: revistaseguridadminera.com)

 

Un ejemplo de esto es Chile, ya que en ese país existe una brecha considerable entre la pequeña y gran minería, ya que muchas prácticas y condiciones laborales se desarrollan por debajo de los estándares de calidad y la mayoría de esos proyectos no son de larga duración. El Gerente Zonal Norte de Seguro de la Mutual de Seguridad, Héctor Garay declaró sobre esto: “La pequeña minería en su mayoría no tiene planes de seguridad de largo plazo ni de sustentabilidad. La tendencia radica en producir lo máximo en el menor tiempo posible, lo que hace que la prioridad sea la producción y no la seguridad”.

Esta es la realidad de un sector en el cual en muchos países los empresarios terminan pagando remuneraciones por encima del mercado para lograr que los trabajadores asuman riesgos más altos, esto debido a que a los ejecutivos están mirando solo el corto plazo.