La gestión de calidad en el mantenimiento minero garantiza la operatividad y reduce costos en la producción

Portada > Mantenimiento >
02 Mayo, 2017

La empresa Antamina lleva un adecuado servicio logístico que le permite realizar un mantenimiento oportuno a sus equipos. (revistaseguridadminera.com)

Para poder obtener los resultados previstos, las empresas mineras deben prestar especial atención al óptimo funcionamiento de sus activos físicos. Para esto, la labor de mantenimiento resulta clave para que los diferentes equipos que están trabajando en el yacimiento se encuentren operativos en todo momento y con ello se asegure la productividad de la explotación mineral y se reduzcan los costos operacionales.

Según el especialista de la Cámara Minera del Perú, Lourival Tavares: “La capacidad inicial de cualquier activo físico, está establecida por su diseño y por cómo está hecho. El mantenimiento solo puede restaurar el equipo a su nivel de capacidad inicial, no puede ir más allá”. Para graficar esto plantea un ejemplo: “Si tenemos un motor que tiene capacidad de 20 caballos de fuerza, después de sufrir un deterioro, esa capacidad puede verse reducida. Entonces cuando se realiza un mantenimiento, a lo máximo que se podrá aspirar es regresar a esos 20 caballos, en ningún caso excederá dicho valor”.

Considerando que en la industria minera es inevitable el deterioro en los equipos, se acostumbra a dimensionar los activos con una capacidad adicional que permita tener cierto margen de desgaste, para que eso garantice cierta confiabilidad en el proceso y otorgue tiempo de responder y realizar los mantenimientos necesarios para garantizar esto en el tiempo. Es indispensable realizar los cuidados del caso para mantener ese margen, de lo contrario éste caería y se terminaría fallando en el ritmo de producción.

El mantenimiento de cualquier activo en minería se realiza teniendo en cuenta la necesidad de satisfacer a dos tipos de usuarios. El primero es la gente que opera los equipos y en segundo lugar está la sociedad, que demanda que el uso de la maquinaria no cause ningún daño al medio ambiente, esto se expresa con el incremento en las exigencias de las regulaciones y los estándares ambientales. Otros elementos que afectan la dinámica operacional son los estándares de riesgo aceptables y la organización de los turnos de trabajo.

Sin lugar a dudas, un aspecto que ejerce influencia en la operatividad y en los costos operativos es el tiempo de reparación de los activos, que dependerá de la velocidad con que se responda ante la falla. Este aspecto estará en función del nivel del personal encargado de la reparación, por la velocidad de la misma y de la disponibilidad de repuestos. Esto significa que si una pieza necesaria no se encuentra en el almacén, el tiempo de reposición determina el periodo que tomará reparar el desperfecto y por lo tanto la severidad de sus consecuencias en la productividad y en el aspecto económico. Hay que tener en cuenta que este tiempo de reparación puede variar dependiendo la cultura de cada organización, es decir, si hay empresas que tiene un plan de calidad en mantenimiento, los desplazamientos y los periodos de espera por los recambios serán más cortos.

Un ejemplo de la importancia de contar con una óptima organización de mantenimiento lo encontramos en la Compañía Minera Antamina, la cual cuenta con siete áreas enfocadas en mantener la maquinaria en condiciones altas de calidad y de esa manera cumplir y sobrepasar las metas trazadas de producción, realizando un cuidado preventivo, predictivo y proactivo. Entre estos departamentos tenemos el de acarreo, llantas y equipos livianos. El dedicado al mantenimiento de la planta concentradora y puerto, realizando los cuidados respectivos en los equipos de molienda, flotación, filtros y embarque. En cuanto al área de carguío, perforación, equipos auxiliares y soldadura, la atención está dirigida en asegurar la operatividad de las palas, cargadores y perforadoras.

Entre las otras divisiones tenemos la de sistemas de potencia (encargada de operar y mantener el sistema eléctrico de Antamina en 220 kv- 23kv), la responsable del ensamble de equipos pesados. El área de ingeniería de mantenimiento y por último, servicios generales y chancado, en ésta se revisa lo relacionado al mantenimiento de los campamentos, plantas de agua, carretas, fajas transportadoras y la chancadora primaría.

La búsqueda de la mejora constante en los sistemas de mantenimiento está orientada en mejorar la proactividad y reducir los costos operacionales. Para ello se realizan congresos y seminarios entre expertos sobre el tema. Una muestra de esto son los Congresos Mapla-Metamin, organizados por la empresa chilena Gecamin, que se realizan de forma anual y que este año se realizará la edición número 12 en Santiago de Chile entre los días 9 y 11 de septiembre.

Como se ve la gestión de calidad en el mantenimiento garantiza la confiabilidad y la continuidad operacional de los equipos y las maquinarias en el negocio minero. Como consecuencia de esto se reducen los costos y tiempos de espera para la resolución de una falla en la dinámica productiva.