La correcta selección y el control de daños resultan de gran utilidad para optimizar el rendimiento de los neumáticos en minería

Portada > Mineria >
02 Mayo, 2017

El cuidado de los terrenos es una forma de aumentar la vida útil de los neumáticos en la minería. (noticias.autocosmos.cl)

En los diferentes tipos de trabajo que se realizan dentro de la actividad minera se utilizan varios tipos y tamaños de neumáticos. Por ejemplo el cargador y los camiones emplean una clase distinta. Las llantas son recursos bastante caros y por ello la correcta selección, en relación con la actividad que se vaya a desarrollar,  resulta indispensable para optimizar su rendimiento.

En minería se emplean los neumáticos más grandes del mundo, que en algunos casos pueden medir 4 metros de diámetro y 7 toneladas de peso aproximadamente. Estas dimensiones suponen un desafió en cuanto a la selección y su mantenimiento. Según comenta el especialista de la Cámara Minera del Perú, Tadeusz  Golosinski: “Es imposible encontrar todos los requisitos para la actividad minera en un solo neumático, por ello se debe tomar en cuenta ciertas consideraciones para elegir el más adecuado de acuerdo a la labor que se realizará, entre ellas tenemos que sea capaz de soportar la carga, que su diseño vaya de acuerdo con las condiciones del suelo, que encaje en el aro de los equipos , la resistencia a los cortes, desgaste, calentamiento, y si tiene requerimientos de TKPH (Tonelada-kilómetro por hora)”.

La utilización de los neumáticos es tan importante en la minería que resulta necesario llevar una gestión adecuada de ellos. Por ejemplo un buen montaje garantiza al personal y los materiales una excelente protección y permite  obtener todo el potencial de las gomas. Uno mal realizado puede provocar daños en las llantas, personas y el vehículo. Por ello es necesario llevar a cabo un control periódico en busca de eventuales averías como una perforación, corte o deformación, y medir el nivel de desgaste. Esto evitará posibles pérdidas a la empresa, tanto económicas como humanas, lo cual terminaría afectando la productividad.

Alrededor del 80% de los neumáticos grandes presentan fallas antes de desgastarse por completo. Cerca del 45% de las pérdidas se deben a los cortes, mientras que el 30% es responsabilidad de los golpes. “Una de las medidas más importantes que se pueden tomar es cuidar y limpiar la caída de algún objeto en los caminos de transporte. Para alguien que conduce un automóvil, no es difícil de esquivar una piedra de gran tamaño. Pero con un camión de minería, para cuando uno identifica el objeto ya es demasiado tarde”, indica el consultor de aplicaciones de Caterpillar, Kent Kliffton.

Otra medida para controlar los daños que pueden sufrir las gomas es optimizar el diseño de los caminos de transporte. Las mejores rutas cuentan con tramos rectos con sección transversal abombada, curvas peraltadas, bermas de seguridad y zanjas de drenaje a ambos lados. Hay que tener en cuenta que tomar curvas puede generar grandes fuerzas laterales en las llantas, lo cual contribuye a un elevado desgaste y a la separación de las capas del neumático. Además, el peralte permite a los camiones funcionar a velocidades más uniformes, lo que implica menos frenado y disminución de calor (otra causa de reducción de la duración).

Continuando con el diseño de los caminos, hay que prestar atención a sus dimensiones, ya que estos deben ser tres veces más anchos que los camiones, para que los neumáticos no golpeen contra las bermas de seguridad ni se hundan en las zanjas. En las actividades a cielo abierto hay que tener en cuenta que, por ejemplo, los camiones utilizan seis neumáticos, que la unidad de estos  ronda los 50 mil dólares y en conjunto alcanzan un periodo vital en promedio de 10 meses. Debido a ese precio elevado, en el 2013, en el marco del Proyecto Estructural de Productividad y Costos (PEPC), se realizó un trabajo en  conjunto entre dos empresas chilenas (Codelco y Andina), apoyadas por las compañías colaboradoras Bailac y Komatsu, para reducir gastos en llantas a través del incremento en su vida útil.

Después de un año de poner en marcha la iniciativa, la Mina Rajo consiguió extender la duración de los neumáticos en 800 horas promedio, consiguiendo un ahorro de 1, 200 mil millones de dólares, con lo cual se logró optimizar y aumentar la vida útil de las gomas. Hay que señalar que para obtener este resultado fue necesario impulsar una labor coordinada en varias direcciones, desde la operación misma hasta el mantenimiento de pistas y camiones.

Se suele pensar que el reciclaje es una manera óptima de extender la vida de los neumáticos, sin embargo, la inversión en esta actividad ha sido muy limitada, debido a la falta de energía y los costos excesivos de la misma. Según la experiencia de Juan Pablo Iturriaga, directivo de Comercial Popayán (distribuidor oficial de Good Year Chile para neumáticos off road), la mejor forma de alargar la utilidad de las llantas es controlar constantemente las presiones de inflado, la capacidad de carga a la que está expuesta y observar a detalle el terreno de trabajo.

La capacitación de los operarios es importante en todos los aspectos de un establecimiento minero, y la extensión de la vida de las llantas no es una excepción. Los operadores de las motoniveladoras deben recibir la capacitación sobre el mantenimiento adecuado de las rutas de transporte. Los conductores de camiones deben ser conscientes del efecto que tienen sus hábitos de manejo, ya que la duración de las llantas depende en gran medida de su habilidad al volante, por lo tanto debe vigilar su velocidad, estar alerta a las piedras y tener cuidado al girar.

A modo de conclusión podemos señalar que el cuidado de un recurso tan costoso en minería como los neumáticos, depende de la coordinación efectiva de una serie de actividades orientadas a brindar las condiciones óptimas para su utilización prolongada en el negocio minero.