El trabajo en equipo y la motivación de los trabajadores son las metas de los líderes en la minería

Portada > Gestión >
03 Mayo, 2017

Para los líderes de las empresas es importante mantener a los trabajadores motivados. (Fuente: víctorzegarra.net)

Dentro del ámbito de la minería podemos tomar como líder a todos aquellos que tienen a su cargo la dirección de un conjunto de trabajadores. Así podemos citar al gerente de operaciones de un proyecto, al superintendente de minas y al jefe de un yacimiento. Todos ellos tienen bajo su responsabilidad la supervisión y la  toma de decisiones sobre los operarios. Esto quiere decir que la productividad de la labor dependerá de su capacidad de guía y la aplicación de medidas y resoluciones.

Para la especialista de la Cámara Minera del Perú, Carmen Luisa Espinoza: “En las empresas es necesario que los gerentes y demás superiores posean las cualidades de un  líder para  conducir la organización efectivamente. Es decir, movilizar todos los recursos humanos para la consecución de los objetivos”, en relación a esto añade: “El líder empresarial contacta con sus empleados, se gana su confianza y respeto para identificar junto con ellos las fortalezas y debilidades, no solo del grupo sino del liderazgo que ejerce”.

Dentro de la industria minera resulta importante la presencia de un líder porque una empresa puede tener una planeación adecuada y aún así no sobrevivir ante la falta de un guía apropiado. Por el contrario, muchas compañías con una organización deficiente han logrado permanecer en el mercado debido a la presencia de un líder dinámico. Un buen guía delega responsabilidades entre los que están peldaños más abajo en la cadena de mando. Esto con el objetivo de alcanzar los resultados que están por encima de sus capacidades individuales. En minería esto se ve en que el gerente de operaciones otorga responsabilidades al superintendente de minas y éste al jefe del yacimiento.

Como se ha mencionado antes, el buen líder se gana el respeto de sus operarios con sus acciones, logra convencerlos de que sus medidas son las más adecuadas y con ello consigue consenso, motivación y compromiso. Cuando se produce esto podemos hablar de un liderazgo eficaz, donde todos los trabajadores se sienten identificados con la empresa y entregan lo mejor de sí, los esfuerzos en conjunto apuntan hacia una misma dirección, se logran las metas empresariales, la organización se renueva permanentemente y es admirada por la sociedad.

Como ejemplo de esto tenemos a la empresa colombiana Cerrejón, una de las más importantes del país cafetero y que se dedica a la extracción de carbón. Gracias a que cuenta con una dirección adecuada, donde los gerentes han logrado obtener de sus trabajadores el mayor rendimiento y, debido al trabajo en conjunto, es en la actualidad el exportador privado más grande y uno de los contribuyentes más importantes de impuestos en esa nación. Además, también es una organización respetada por la comunidad ya que desarrolla programas sociales y ambientales, los cuales le han llevado a ganar premios internacionales. Trabaja con el Gobierno colombiano y con entes nacionales e internacionales para promover y acelerar el desarrollo sostenible de la región donde opera (La Guajira) y su gente.

Otra muestra de la importancia que tiene para las empresas la presencia de líderes la encontramos en Perú, donde en noviembre del año pasado, en las instalaciones de la Compañía Minera Buenaventura (Arequipa), se dictó el taller: “Más Allá Que Un Centro Laboral”. En dicha reunión se trató la importancia del liderazgo de cada trabajador a fin de cumplir los objetivos trazados, no solamente en el área laboral sino también en el aspecto personal y familiar.

Hay que tener en cuenta que no todos los gerentes dentro de la industria minera son líderes. La principal diferencia es que los que son únicamente jefes solo tienen la autoridad formal y generan miedo en sus trabajadores. Cuando algo funciona mal buscan culpables, asignan deberes en relación a una función sin mostrar ejemplo, conocen cómo se hacen las cosas pero no se involucran ni interactúan con los subordinados y manejan a los demás, mientras que un líder logra adhesión, genera confianza, corrige, enseña y busca el desarrollo del conjunto.

A modo de conclusión se puede resaltar la importancia que tiene la presencia de líderes en los cargos de dirección dentro de las empresas mineras, debido a la buena gestión de estos profesionales las compañías logran cumplir con los objetivos programados y se mantiene un buen ambiente laboral, ya que los trabajadores se sienten valorados, motivados y comprometidos con la conquista de los  nuevos retos de la organización.