La gestión adecuada del recurso humano es indispensable para la fortaleza del sector minero

Portada > Gestión >
05 Mayo, 2017

La motivación de los trabajadores es importante para el crecimiento de la industria minera.

La gestión del recurso humano se puede definir como un conjunto de actividades orientadas a organizar y desarrollar todo lo relacionado con promover el desempeño eficiente del personal que forma parte de una empresa. Esto quiere decir que resulta importante mantener a los miembros de la organización dentro de un ambiente laboral armonioso donde confluyan los objetivos de la entidad con los individuales de cada empleado.

Si trasladamos esto a la minería veremos que en el Perú a muchas empresas del sector todavía les falta incluir el proceso de gestión como elemento indispensable. La experiencia en el territorio nacional indica que las organizaciones que pertenecen al sector de la Gran Minería cumplen con los sistemas de gestión óptimos, mientras que en la mediana y pequeña minería el desarrollo es incompleto. Esto sucede porque las empresas que se encuentran en el primer grupo se han dado cuenta que sin una dirección, una política y sin valores corporativos no podrán alcanzar los objetivos trazados.

Para el consultor de la Cámara Minera del Perú, Carlos Hernández. “El principal desafío de cualquier organización es alinear sus procesos y sistemas de gestión de sus trabajadores con la estrategia de negocios, misión y objetivos. Esto quiere decir que las personas que trabajan en cada área deben estar alineados con las metas globales de la entidad”.

Una buena gestión del recurso humano tendrá como consecuencia un sector minero sólido, que cuente con la cantidad de trabajadores idónea para llevar a cabo sus metas. Se puede señalar que para poder sobrevivir y prosperar necesita tener empleados motivados y eso solo se consigue ofreciendo un trabajo seguro, valioso y estimulante. Apoyando a las personas a desarrollarse y progresar. Ofreciendo una buena remuneración, con condiciones y horarios de trabajo óptimos. Solo de esa forma la industria podrá atraer al nuevo talento.

Un estudio realizado en Chile indica que ese país necesitará un aproximado de 38 mil trabajadores hasta el 2020. Para alcanzar esa cifra que les permita mejorar su productividad, las empresas se han propuesto desarrollar un plan sustentado en cuatro pilares que son: desarrollar nuevas técnicas de reclutamiento, aumentar la diversidad de género favoreciendo el incremento de la inclusión femenina, fomentar la atracción de jóvenes profesionales, presentándoles empresas responsables con la sociedad, el medio ambiente y las comunidades, y por último; impulsar la alineación entre la demanda del mercado laboral minero y la oferta de formación (tanto en términos cualitativos como cuantitativos).

Como ejemplo de la aplicación de las estrategias arriba señaladas vamos a referirnos a un caso puntual de integración femenina en el sector. En el 2013 el Ministerio de Minería de Chile destacó a la trabajadora de Codelco Andina, Francisca Hidalgo, de 22 años, como símbolo de la inclusión de las mujeres. “Esto me motiva para seguir avanzando en la empresa. División Andina me ha dado las herramientas para crecer y espero que el ingreso de la mujer en la minería siga creciendo”, declaró la joven que se desempeña como operadora de camiones de alto tonelaje.

Con respecto a la captación del nuevo talento, se puede tomar como ejemplo la reciente declaración de intenciones del presidente del directorio de Codelco (Corporación Nacional del Cobre), Óscar Landerretche, señalando que la entidad apoyará la creación y desarrollo de dos centros estatales de formación técnica de excelencia en minería. Esto va asociado a los esfuerzos del gobierno chileno por crear centros politécnicos de formación y educación técnica.

De esta forma la industria del país sureño, mediante la mejora en la gestión del recurso humano, pretende volver a convertirse en una potencia minera a nivel mundial. Después de atravesar un periodo bastante malo durante los últimos años que lo han llevado a salir del quinto lugar, que ocupaba en el 2000 y caer hasta la posición 23 que ostenta desde el 2013.